Blog Familiar:Es la hora de los consejos... si los necesitas

El estrés y los niñ@s, ayuda a reducirlo

Los expertos mencionan que a veces no es fácil ver el estrés en los niñ@s. Lo que a los padres les puede parecer un cambio en la conducta de sus hij@s, quizá para peor (mal comportamiento, cambio en el sueño o mojar la cama por la noche) en realidad puede esconder una etapa de nervios y estrés.

Las causas pueden variar: una separación, el fallecimiento de algún familiar, un cambio de colegio o simplemente tener demasiadas actividades programadas. En ocasiones, una errónea gestión del día a día puede llevar a una situación algo tensa en los hijos y los padres, como un horario poco concreto de los tiempos y del ocio en familia.

¿Qué se puede hacer para reducir o evitar el estrés en los niñ@s?

Masajes relajantes. Es bien sabido por las madres y padres que los masajes en los bebés son muy positivos para ellos. Si son bebés (y se dejan) aprovechad para hacerles masajes después del baño. Y si son más mayores buscad momentos para estar con ellos y masajearlos, les encantará.

Actividad física contra el estrés. Un estudio entre 258 niños y niñas demostró que aquellos que realizaban alguna actividad física eran capaces de gestionar mejor el estrés bajo situaciones estresantes.

No intentéis ser perfectos como padres, ni que sean perfectos como hij@s. En la vida en familia y con las exigencias de hoy en día en nuestra sociedad, que las madres y padres sean perfectos está a la orden del día. Tenedlo en cuenta cuando os exijáis demasiado y les exijáis demasiado a vuestros hij@s.

Pasar tiempo con ellos, en la naturaleza, os vendrá bien a tod@s

Pasar tiempo con ellos, en la naturaleza, os vendrá bien a tod@s

Estar con ellos. Es importante que tengáis momentos en el día o la semana para estar con ellos, escuchadles. Desconectar los móviles y la televisión y estad sólo por ellos, sentados o tumbados en el sofá o en su cama. Ellos también aprenderán a “desconectar” de todos los estímulos externos.
Pensad en el horario del día a día. A veces basta con cambiar la hora del baño o avanzar la hora de la cena o de irse a dormir para que los niñ@s están más tranquil@s. Probad cambios.

Silencio. En casa parece que siempre hay ruidos (de consolas, de la TV, de conversaciones con tono elevado, de música, etc.). De vez en cuando intentad que haya silencio, no habléis durante un rato, es bueno que se acostumbren al silencio.

Aburrirse. En la medida de lo posible, de vez en cuando no les propongáis hacer cosas, que sean ellos los que aprendan a “aburrirse y no dramatizar por eso”. En la vida habrá momentos de tedio y hay que saber gestionarlos. Proponedles, por ejemplo, que observen una hormiga sin nada más que hacer, o el vuelo de los pájaros por la ventana.

Actividades extraescolares. Hay niñ@s que están encantados con realizar más de dos actividades extraescolares a la semana y hay otr@s que es mejor que hagan sólo una o dos. Los progenitores podéis conversar sobre qué es mejor para ellos y si los veis con estrés reducid algunas actividades o responsabilidades.

La naturaleza, una fuente que libera tensiones. Planead de vez en cuando una excursión al bosque, a pescar al río, a un lago, a la playa (fuera de la época veraniega). La conexión con la naturaleza siempre será un pequeño paraíso de paz en el devenir del día a día. Aquí tenéis una guía de parques naturales protegidos.

Cómo habláis vosotros. Lejos de responsabilizaros a vosotros, os aconsejamos que, en algunos casos, midáis (si podéis) vuestras palabras. Cuando tenéis problemas (económicos, en el trabajo, de enfermedades familiares, etc.) podéis intentar no dramatizar sobre ellos cuando los niñ@s están delante. Eso os ayudará a vosotr@s como padres y puede hacer que vuestros hij@s no los vean como grandes problemas. Y lo mismo ocurre con las noticias, ojo con qué tipo de programas ven en la TV, son fuente de estrés en niñ@s y adultos.

Cristina González

Fuentes: Propias

The Journal of Clinical Endocrinology and Metabolism

Observatori FAROS Sant Joan de Déu

Deja un comentario

Disculpa, debes iniciar sesión para escribir un comentario.